jueves, 10 de enero de 2019

QUÉ DISFRUTEN !!!



  El otro día observaba la repercusión que tenía un vídeo en las redes sociales, sobre una charla de ¨motivación¨ que realizaba un futbolista a sus compañeros antes de un partido.

  Usaba frases como ¨nos jugamos la vida en este partido¨, ¨tenemos que morir en el campo¨, ¨quién no se deje la piel hoy, es un fracasado¨…y alguna más, que no recuerdo bien.

 Alguien relacionado con el mundo del fútbol, podría decir que ese futbolista podría ser un líder, o que capacidad tan grande de comandar un grupo. El problema es…que el jugador no tenía más de 12 años !!!!!

 Con 12 años usando frases, que estarían mejor situadas en batallas bélicas de siglos pasados. Si lo único que tienen que hacer esos chicos es disfrutar de este deporte. Lo demás está fuera de lugar.

  Pero claro, si hay entrenadores que en sus charlas de entrenamiento o previas a un partido, les comentan a sus chic@s de 10 / 12 años, que ¨juegan finales¨ cada sábado, ¨los partidos son batallas¨,  ¨esta es nuestra guerra¨, o ¨en este partido nos jugamos la vida¨…que va a comentar ese pobre capitán.

 El entusiasmo, por llamarlo de una manera, de hacerles ver a nuestros jugadores más jóvenes, que en los entrenamientos tienen que ¨competir como animales¨ o que ¨esto no es un juego¨, lo único que están consiguiendo esos ¨entrenadores¨ es alejar al niñ@ de la alegría y disfrute de este deporte.

 Los niños en esas edades, asumiendo ciertas responsabilidades acordes a su categoría y entendiendo el significado de ser parte de un club o escuela de fútbol, tienen que disfrutar. Y nosotros como entrenadores y educadores, ayudarles a ello.

 La victoria que puedan conseguir el sábado es un premio dentro de su formación como deportistas, pero eso no significa que la derrota sea un drama. Es otra parte más dentro de un proceso de formación.

 Intentemos entre todos, que los jugadores vengan a los entrenamientos a disfrutar y divertirse, porque están en edad para ello. Y que los partidos sean una parte más de disfrute y de diversión. Donde sólo pueden pasar tres cosas ; ganar, empatar o perder, nada más. Vamos a intentar darle la importancia relativa, para las edades que tienen.

 Dejemos las guerras, partidos a vida o muerte, y demás en un baúl, que ojalá no tengan nunca que abrir. Porque cuanto más les alejemos de la diversión de este deporte, antes dejarán de practicarlo…

...les habremos ¨matado¨ nosotros.

@pablolopez111


lunes, 26 de noviembre de 2018

ENTREVISTA PABLO LÓPEZ. NOVIEMBRE 2018

Extracto de la entrevista que me realizaron para la web del Nuevo Boadilla


Pablo López, responsable de Metodología del C.D Nuevo Boadilla: “Creo que este club tiene un proyección espectacular”

Es considerado uno de los entrenadores con mayor prestigio de Madrid. Llegó al Club hace dos años para ocuparse de la Metodología y le hemos entrevistado para conocer de cerca el fútbol base, pero también su lado más personal.
Pablo López lleva el fútbol en la sangre y no sólo porque su padre fue jugador profesional, sino porque ama esta profesión por encima de todo. Este deporte le ha visto crecer como futbolista, entrenador y director deportivo.
Y, desde hace dos años, es el responsable de Metodología del C.D. Nuevo Boadilla. Un cargo que le permite seguir vinculado a la formación tanto de entrenadores como de jugadores. Otra de sus grandes pasiones. Escucharle es una clase magistral de buen fútbol.
¿Cómo te defines?
Amante enamorado del fútbol. Tengo una pasión tan grande desde cuando jugaba que creo que es lo más me gusta.

¿En qué momento de tu vida te das cuenta que tu futuro está en el fútbol?
Tuve la fortuna de ser un pequeñajo que siempre estaba jugando en el patio del colegio, en casa, en la calle. Vengo, además, de familia futbolista, porque mi hermano y mi padre fueron futbolistas. De hecho, mi padre estuvo jugando en primera división muchos años. Posteriormente, fue presidente del Boadilla  y yo fui creciendo y jugando en equipos federados.
Estuve con la Selección de Madrid y jugué más de 200 partidos en Tercera División. En ese momento, me empecé a dar cuenta de que quería ser jugador, pero a la vez entrenador. Mis compañeros siempre me decían que yo era un entrenador en el vestuario. Apuntaba los ejercicios que hacían mis entrenadores, aunque yo realmente no supieran lo que estaban haciendo. Me encantaba hacer alineaciones con vasos y bolígrafos.

Como futbolista, ¿qué cualidades tenías?
Yo era un futbolista por lo que parece ser que tácticamente era un jugador muy inteligente al menos eso decían los entrenadores. Debía ser muy pesado, estaba todo el partido hablando en el campo, porque era capitán siempre. Un entrenador que tuve en el Siguenza me dijo que era su prolongación en el campo, pero no sé. Rápido no era,por lo tanto tenía que estar siempre bien colocado, eso me hacía entender el juego mejor... pero creo que conmigo yo jugaría.

Cuéntame un poco tu trayectoria deportiva…
Como jugador estuve muchos años y como entrenador empecé muy joven. Cuando estuve jugando en el Rayo Majadahonda en Tercera División, me ofrecieron llevar a un equipo de chavales y me hizo mucha ilusión. Me fui enganchando a este nuevo papel.
Empecé a tener curiosidad, me quedaba viendo entrenamientos de otros compañeros, preguntaba mucho a mi entrenador. Desde entonces, siempre estuve llevando equipos de fútbol. Estando en el Rayo Majadahonda, además, me ofrecieron llevar toda la coordinación deportiva.
Una vez que fui dejando mi parcela de jugador, me dediqué a mi parcela de entrenador. Pasé parte de mi formación también entrenando en el fútbol regional. En concreto, al Boadilla. Fue una experiencia magnífica. Sólo perdimos un partido en todo el año.
 Después, estuve al frente del primer equipo del Rayo Majadahonda en diferentes ocasiones, realizando muy buenas campañas. Algunas históricas, como salvar al equipo de un descenso casi seguro, ganando seis partidos de seis, dieciocho puntos de dieciocho.  Fue precioso..y épico!!.
Después tuve la oportunidad de trabajar en Estados Unidos, Inglaterra y Grecia. Me volví a Madrid y entrené equipos de Segunda y Tercera División como el Alcalá, el Internacional de Madrid o el San Fernando. Por otro lado, soy el director deportivo de una de las Fundaciones del Real Madrid, cuya sede está en Majadahonda, y dirijo el área deportiva de la escuela CES .
En total, he estado 242 partidos como entrenador en categoría nacional. Me quedan ocho para llegar a 250 y algún día los conseguiré. En definitiva, soy un auténtico afortunado por dedicarme al fútbol y a la formación.

Entonces, ¿te gustaría volver a entrenar?
Me llamó Javier González -presidente del Nuevo Boadilla- para que le ayudara en el parcela deportiva hace unos meses, y aquí estoy al 100 x 100 implicado. Volvería a entrenar si la oferta me atrajera mucho. Ya he tenido alguna importante, pero de momento no pienso mucho en ello.
¿Tienes alguna espinita?
Todos tenemos alguna, porque alguna vez nos ha quedado la sensación de saber qué nos falta, qué hubiera pasado si hubiera hecho esto...Tengo buen recuerdo de todos los equipos en los que he estado.
En Boadilla, tengo el recuerdo de coger al equipo que estaba en una situación muy complicada y perdimos sólo un partido. En San Fernando el tiempo que estuve allí, no perdimos ni un sólo partido en Tercera División. En el Rayo Majadahonda donde en todas las temporadas que estuve al frente del primer equipo fueron muy buenas y donde también me dediqué más de 15 años a la formación. En EEUU hicimos play-off, en Atenas un trabajo precioso.. 
Y luego ver en Primera División a jugadores con los que has estado como Lucas y Theo Hernández, a Adrián González, a Rodri, Marcos Llorente, Arribas...también te llenan mucho. Siempre digo que no sé qué es más gratificante si verte entrenando en Primera División o ver a tus jugadores.
 También tener la oportunidad de vivir en Nueva York, de conocer Liverpool, Atenas o Ecuador por el fútbol es algo que te hace sentir un privilegiado. Guardo excelentes recuerdos de mis años en el Internacional de Madrid donde no sólo cosechamos buenos resultados (a día de hoy mantiene el récord de 25 victorias ,80 puntos en Tercera División, ser líderes por primera vez en su historia...), sino que además construimos una gran familia. Una familia que por cierto hoy sigue manteniendo vínculos afectivos. Eso vale más que haber quedado primeros o segundos.

Si tuvieras que quedarte con un momento deportivo, ¿cuál sería?
A lo mejor está por llegar. He vivido muchos y muy bonitos, pero quizá mi debut como jugador en categoría nacional fue precioso. Aún recuerdo la alineación, el vestuario, al compañero que jugó al lado mío...También recuerdo mi debut como entrenador.

¿Hasta qué punto es importante la gestión de grupo?
Es lo más importante dentro de cualquier colectivo. Al final a mi siempre me sale mi rama de formación, ya que estudié Sociología y Políticas, y el haber sido futbolista. Muchas veces nos olvidamos de que los futbolistas son personas. No sabemos si el futbolista no está entrenando bien, porque tenga algún problema personal importante, o un jugador tiene un rendimiento más flojo de lo habitual, por un asunto familiar grave...

Precisamente, ¿qué cualidades tiene que tener un buen entrenador?
Depende mucho de la categoría en la que vaya a entrenar. No es lo mismo el profesor de Educación Infantil que el de Universidad. Por ejemplo, el entrenador de un Benjamín tiene que ser mucho más formativo que el de un Juvenil.
Pero sobre todo creo que el entrenador tiene que tener claro el equipo y el club en el que está. Tiene que saber cómo llegar dependiendo las edades y tener claro al club y etapa de los jugadores que representa, por sí es un momento más o menos formativo.

Entonces, ¿qué mejorarías del fútbol base?
La formación. Cuanto más formación tenga un entrenador, mejor preparado estará. Con formación, los entrenadores, por ejemplo, sabrán manejar la competición, los problemas que surjan, los entrenamientos.
El fútbol base va muy rápido por la obsesión de conseguir éxito y nos olvidamos de lo importante que es la formación. El fútbol no deja de ser una parte importante de la educación de los chicos.

Llevas dos años siendo responsable de Metodología del Nuevo Boadilla, ¿qué destacarías del club?
Es un club con un gran potencial. Yo, por ejemplo, me quedo con la frase que Ignacio Pozuelo -vicepresidente del club- pronuncia mucho que es: “Es un club donde todo niño que quiera jugar, tiene cabida”. Y yo le apoyo 100%. Que tengamos 1400 niños no es casualidad. Al final es porque se están haciendo las cosas realmente bien y, eso se debe a la gran labor de todos los entrenadores, de César, de Javier...
Ahora lo importante es ir dándole más calidad. Saber diferenciar que si un niño juega en el “A” y no en “K” no es porque sea mejor o peor. Es porque sus cualidades para su mejor desarrollo formativo y educativo son las adecuadas para esa categoría. Creo que este club tiene un proyección espectacular. 

¿Qué es Pablo sin el fútbol?
Una persona que le gusta estar con su pareja y con su familia. Aunque he de decir que el fútbol y la formación me absorben mucho.

Cuando no hay un balón de por medio, ¿cómo te diviertes?
Tengo la fortuna de que una vez que salgo del Polideportivo Ángel Nieto ya estoy pensando en otra cosa. Soy una persona que me gusta mucho salir. Me encanta estar con mi chica y con mis amigos. Al fútbol le doy el 100%, pero cuando salgo, me gusta vivir, viajar, estar con los míos...
Una manía
Cuando empecé a jugar al fútbol tenía muchísimas. Era un jugador súper pesado. Me sentaba en el mismo banco, me duchaba en la misma ducha...Hasta que un día se me empezaron a olvidar y me di cuenta que quizá no era tan importante como yo pensaba.  Y, como entrenador, no tuve muchas. Al final las manías son limitaciones que nos ponemos para justificar incidencias.

Un defecto
Soy muy pesado. Como buen Virgo, tengo que controlar todo.

Una virtud
Lo deberían decir los que están a mi alrededor. De momento, creo que la gente me puede mirar a la cara y eso quiere decir que no hago daño a nadie.

Un equipo
El Nuevo Boadilla

Un entrenador
Hay tantos entrenadores de los que aprender que no puedo quedarme con uno sólo. Soy un amante de los equipos de Guardiola y su forma de atacar, de la gestión de grupo de Luis Aragonés y creo que no ha habido un entrenador como Vicente del Bosque para la lectura y entendimiento del juego.  

Un jugador
Leo Messi. Hace cosas que cualquier niño sueña.

Un deseo
Que los míos estén bien.

Y, por último, ¿cómo te gustaría que te recordarán?
Una persona que quiso a los suyos y que le quisieron. Al final yo por los míos doy la vida por ellos. A la gente que se quiere, hay que cuidarla.


jueves, 18 de octubre de 2018

EL VESTUARIO


  En el mundo del deporte, siempre se habla mucho del valor del vestuario. Lo que es un simple espacio, y la repercusión tan grande que puede llegar a tener.

 El vestuario, cuya definición podría ser; ¨Espacio cerrado, que se utiliza para que las personas se cambien de ropa¨.  Pero no, no es sólo eso.

 Esa definición es muy fría y sencilla. El vestuario, es ¨algo más¨.

  Un vestuario es un lugar único.

 A un vestuario, llegas con un cargamento enorme de ilusiones, sueños y esperanzas, que deseas vivir durante el transcurso de la temporada... y que deseas compartir !!!

  En el momento de entrada, te inquieta tu soledad y estas expectante por conocer al resto del equipo.

  En los primero días, empiezas a observar y disfrutar de lo que es ¨un vestuario¨.

  Un vestuario es un lugar donde se juntan un grupo de personas que comparten los mismos sueños, que comparten ilusiones y que luchan por  el mismo objetivo.

  Un lugar donde un grupo de amigos, sufren juntos... y se alegran juntos. Donde en alguna situación hay lagrimas, y en muchas otras bailes y alegrías!!

  Un sitio, donde un grupo de amigos se defienden entre ellos...y se hacen ¨fuertes¨ al estar juntos!!!

  Un espacio, donde un grupo de personas pasan horas y horas juntas...y se convierten en ¨familia¨

  Un lugar, donde un grupo de deportistas, pasan a ser amigos, e incluso algunos con el tiempo, se convierten en íntimos amigos....
  ....hasta en multitud de ocasiones, muchos de ellos crean una amistad tan fuerte, que se convierten en ¨hermanos¨

  Los que hemos vivido dentro de ellos, sabemos lo que es...
        ...es algo único!!

@pablolopez111


martes, 25 de septiembre de 2018

ENTREVISTA : PABLO LOPEZ . La formación .



  Extracto de la entrevista que me realizaron los estudiantes de CES, para CES DEPORTES.


  Hoy entrevistamos a Pablo López, Director del Área de Deportes de la Escuela CES.

 Para nosotros es un lujo poder intercambiar opiniones, con una persona que ha estado al frente de diferentes instituciones y clubes deportivos, tanto en España como en el extranjero.

 Dentro de su currículum, además de una experiencia espectacular en el mundo del deporte, tanto como de jugador, entrenador y Director Deportivo, le ha dado mucha importancia a su formación, siendo Licenciado en C.C. Políticas y con diferentes cursos de Técnico deportivo, de Dirección deportiva…

-          CES: ¿Es muy importante la formación académica en el mundo del deporte?

-          Pablo López: La formación académica es muy importante en el deporte, y en todos los ámbitos sociales de nuestra juventud. Muchas veces pensamos que los deportistas deberían estudiar, para tener salidas profesionales en el futuro, cuando dejen de competir en élite, y es totalmente cierto, pero yo creo que la formación siempre es necesaria para todo joven, sea deportista de alto rendimiento, o no. La vida es muy larga, y siempre hay que pensar, donde podemos estar en el futuro. El día a día va muy rápido, y hay que estar preparado para el mañana.

-          CES: Tus estudios universitarios los realizaste durante tu carrera profesional de fútbol, ¿es fácil compaginar estudios y trabajo?

-          Pablo López: Nada es fácil, pero tampoco nada es imposible. Yo sabía que mi etapa de futbolista terminaría, y que tenía que prepararme para el futuro, por lo tanto desde muy joven sabía que necesitaba estudiar para mi vida después del fútbol. Tuve la fortuna de licenciarme y poder compaginar fútbol y estudios. Es posible. Muchos de mis compañeros lo hicieron.

-          CES: ¿Y es necesario tener una Licenciatura para poder trabajar en el actual mercado laboral?

-          Pablo López: No. No es imprescindible estudiar una carrera universitaria, para entrar en el mundo laboral. Ser licenciado, te conduce a estar muy bien preparado, pero también hay cursos de Técnicos Deportivos, de grado Superior, que te abren muchas puertas de trabajo. Para poder trabajar en piscinas, polideportivos, patronatos… Lo importante es tener una buena formación, y prepararse bien para poder responder a un puesto de trabajo.

-          CES :  Me imagino, que recomiendas que muchos jóvenes estudien TAFAD

-          Pablo López: Yo lo que recomiendo es que estudien algo que les guste, y les apasione. Y sobre todo algo, donde se vean trabajando el día de mañana. Si su pasión es el deporte, les recomiendo que estudien algo relacionado con ello.
  Lo que era TAFAD ya no existe como tal, se ha actualizado, y es un grado Superior más completo, que se conoce como Técnico Superior en Enseñanza y Animación Deportiva y la verdad que está siendo un éxito. 
   Este año, nosotros en CES, seguramente agotemos las plazas disponibles.

  A todos aquellos que sientan pasión por el deporte, les aconsejaría que no lo duden, que se pasen por CES y que hablen directamente conmigo. Estaría encantado de ayudarles y conocerles.

-          CES : Para finalizar la entrevista, te gustaría añadir algo más para todos aquellos que nos están leyendo 

            Pablo López: Me gustaría que los más jóvenes lucharan por sus sueños y sus pasiones. Si quieren vivir el día   de mañana de su sueño, que luchen por él. Los esfuerzos, tienen su recompensa. Y los más privilegiados en el mundo laboral, son aquellos que trabajan en lo que les apasiona. Y eso se puede lograr, comenzando con una buena formación. Ellos deciden !!










martes, 11 de septiembre de 2018

¿POR QUÉ PERDEMOS?...



  …La victoria, en multitud de partidos, ¨tapa¨ muchos errores… y la derrota, en diferentes ocasiones, no nos ¨muestra¨ el buen trabajo que hay detrás…

  En el mundo del fútbol, donde queremos encontrar siempre porqués a todo lo que está dentro del desarrollo del  juego, intentamos justificar resultados o clasificaciones, con cualquier motivo cuantificable.

  Hay un tópico muy tradicional, y muy usado por los espectadores del fútbol, y lo más preocupante, por algún profesional de este deporte, que es el de ¨la preparación física¨.

 La cantidad de veces que he escuchado a lo largo de estos años, justificar derrotas o malos resultados de un equipo, ¨agarrándose¨ a la preparación física, o a algún componente físico.

  Entiendo la importancia de la preparación física de todo deportista, o de todo equipo, si es una competición de deporte colectivo. Es una parte fundamental y necesaria, para todo deportista. 

 Ahora, de ahí a justificar muchas derrotas o malos partidos por la preparación física, me parecen argumentos muy limitados.

  En alguna ocasión, seguro que está justificada, pero en algunos otros…

  Todos hemos oído aquellas frases como: ¨El equipo físicamente no llega bien al final de los partidos, por eso nos han marcado en el descuento¨. Quizás habría que analizar si en el gol que han recibido, ha existido un mal pase (técnica) y por lo tanto una perdida de balón, o se ha producido un desajuste en un marcaje en una estrategia defensiva (táctica)…o algún otro motivo que no sea protagonista la parte física...

O ¨El equipo no gana porque físicamente no estamos bien¨…quizás no gana el equipo, porque no interpretan bien el juego que el entrenador propone, o porque el nivel del equipo desde el punto de vista técnico es inferior, o porque tiene peores jugadores…o cualquier otro motivo más real, que no uno tan subjetivo.

O ¨necesitamos entrenar más físicamente, nos ganan porque corren más los rivales¨…puede ser que te ganen porque corren más, o no. Quizás te ganan porque juegan mejor. O porque entrenan mejor. O porque tienen mejores jugadores.

  También en la victoria, se producen estos análisis tan poco objetivos…

..¨el equipo ha llegado muy fuerte al final del partido¨…generalmente se utiliza esa frase, cuando has marcado en los últimos minutos. Seguramente, cuando lo analices detalladamente, verás, que quizás has marcado gol, por una muy buena acción colectiva del equipo, o por una acción técnica muy buena de un futbolista…

 Cuando hablo con amigos míos, que trabajan como preparadores físicos en los equipos, nos reímos mucho de todo esto, porque yo siempre les digo ¨Que importantes sois…cuando los equipos pierden!!!, Os culpan de todo!!!

 Analicemos el fútbol desde un todo, no queramos diversificarlo, para encontrar argumentos absurdos, donde es todo más sencillo…

@pablolopez111


lunes, 6 de agosto de 2018

LA OTRA CARA DEL FÚTBOL

  En tiempos actuales, donde todos comentamos nuestros momentos de vida, a través de las redes sociales, me detengo a pensar en muchos deportistas que estarán pasando días complicados.

 Observas fotos de muchos jugadores, en las presentaciones de sus equipos, mostrando una felicidad espectacular.

 Otros, "colgando" fotos del día que firman en un club nuevo o renovando en su actual club.

 Entrenadores que muestran fotos de cómo está desarrollando la pretemporada su equipo. Fotos de fisios, preparadores físicos, entrenadores de porteros...todos transmitiendo una felicidad única, por lo que están disfrutando en sus clubes.

 Normal, es la felicidad de poder realizar lo que más les gusta, en un momento determinado.

  Yo, pienso en la "otra cara" , en esos futbolistas que no encuentran equipo. Esos jugadores que no reciben ninguna oferta que les permita hacer lo que más les gusta.

 Jugadores que no tienen equipo para poder entrenar, para poder mostrar sus condiciones. Jugadores que según va pasando el verano, empiezan a sentir mayor ansiedad, por no encontrar equipo.

 Esos futbolistas que se tienen que organizar su particular pretemporada. Entrenando en solitario, saliendo a correr por las mañanas, esperando una llamada de teléfono. Sin poder estar muy lejos de su lugar de origen, por si tienen que empezar en un equipo, de un día para otro.

 Jugadores que hablan con sus representantes, amigos, conocidos...esperando una solución a su "problema".

 Esos futbolistas que ven cómo sus ex compañeros, sus amigos, su gente...ya están entrenando con sus equipos, ya han jugado sus partidos de pretemporada, ya están "ubicados".

 Y ellos no, y encima tienen que escuchar de otras personas, sin maldad ninguna, la frase de "tranquilo, tú vales mucho, encontrarás equipo seguro". Frase que todavía les deja más "tocados" por qué les hace pensar cada día más, si aparecerá ese equipo...

 Son días muy duros, muy solitarios. Sólo los que han pasado por esa situación, saben de la dureza de esos momentos.

  E igual que los jugadores, entrenadores, preparadores físicos, entrenadores de porteros...todos ellos esperando esa llamada. Esa llamada, para decirles "Hay un equipo que quiere hablar contigo".

  Mientras aparece esa llamada, como buenos deportistas, se planifican de la mejor manera posible para estar preparados. Cada uno en su especialidad, pero con la ilusión y fuerza , de demostrar que son muy válidos en su materia.

  Horas y horas de dedicación, de sacrificios, de esfuerzos...para cuando aparezca esa llamada.

  Y esa llamada aparece, siempre aparece, antes o después, pero aparece. Y os aseguro, que les "pillará" preparados.

  El proceso es duro...pero los más fuertes siempre ganan. Siempre.

@pablolopez111

miércoles, 11 de julio de 2018

HABLA MODRIC




(Fragmentos de la entrevista para El País de Eleonora Giovio. Espectacular)

HABLANDO  DE SU PERSONALIDAD....

¿Cómo es Luka Modric?
Respuesta. Me cuesta mucho hablar de mí mismo… Sigo siendo tranquilo y muy tímido. El único sitio en el que no tengo timidez es en el campo, ahí soy diferente.

P. ¿Por qué?
R. Ahí me transformo porque el fútbol es algo que me apasiona y del que disfruto cada día, en cada entrenamiento y cada partido. No me gusta perder. Cuando pierdo y las cosas no salen bien, aquí me dicen que soy un vinagre.

P. ¿Quiénes?
R. Mis compañeros.

P. ¿Cómo se consigue la madurez futbolística?
R. Con el tiempo, con los entrenamientos, los partidos y sobre todo con la exigencia que existe en este club.

P. ¿Se auto exige mucho?
R. Sí, nunca estoy satisfecho. Siempre quiero más. No es fácil, pero cuando hago algo quiero hacerlo de la mejor manera posible, no me gusta quedarme a medio camino. En cada partido siempre te enfrentas a situaciones nuevas y eso también ayuda a madurar y a aprender.

P. Desde fuera da la sensación de que mejora cada año y que su progresión nunca ha parado. ¿De dónde le viene ese hambre?
R. Es parte de mi personalidad, forma de ser y profesionalidad. Yo siempre creo que tengo algo que demostrar.

P. ¿Por qué?
R. Porque nunca estoy satisfecho. En el Madrid lo he conseguido todo, pero siempre quiero más y en cada partido y en cada entrenamiento no me relajo porque no me vale con lo que he hecho. Siempre quiero demostrar que puedo hacer algo más. En el fútbol si te relajas un poco es difícil volver a este nivel. Por eso, hasta que dure voy a ser así. Siempre he sido honesto conmigo mismo y seré el primero en darme cuenta el día que vea que no me sienta capacitado para estar al nivel que requiere este equipo. También creo que todas las cosas que me pasaron de niño en Croacia [con la guerra de los Balcanes donde perdió a su abuelo y se convirtió, como otros muchos, en refugiado] me obligan a no aflojar.

DE SU CRECIMIENTO COMO PROFESIONAL...

P. ¿En qué ha mejorado en el Madrid?
R. En muchas cosas, pero me cuesta hablar de mí mismo y decir soy mejor en esto o en lo otro… Tengo más experiencia. Aquí, además, mejoras sólo con trabajar con estos jugadores que son los mejores del mundo.

P. Para mí ha mejorado a la hora de meter el cuerpo para defender el balón.
R. Es cierto. Cuando empecé a jugar quería evitar poner el cuerpo en los duelos.

P. ¿Por miedo?
R. No, quizás por mi estilo de juego. El caso es que he mejorado físicamente porque en los últimos cinco años trabajo mucho fuera de Valdebebas con un entrenador personal antes y después de los entrenamientos. Me cuido bastante y quiero mejorar mis defectos.

P. ¿Tiene defectos?
R. Los hay, los hay, siempre se intenta esconder las cosas que no haces bien…

P. ¿Cuántos ojos tiene en el campo?
R. Dos [y suelta una carcajada].

P. No mienta, parecen más.
R. Es algo que me sale natural, es mi instinto en el campo, es algo que no se puede aprender lo de ver las cosas antes de que puedan pasar y saber dónde está el compañero.

P. ¿Es usted el motor de este equipo?
R. Es bonito escucharlo cuando me lo dicen. Me siento importante en el Madrid y siempre estoy a disposición para ayudar en cualquier cosa. Me gusta darlo todo para ayudar al equipo a jugar, competir y ganar.

DE SU EVOLUCIÓN...

P. El día de su presentación en 2012 muchos le preguntamos si se veía capaz de conseguir un hueco en el once. ¿Por qué cree que generó tantas dudas a su llegada?
R. Igual es porque no me conocían tanto desde Inglaterra, el Tottenham en el que jugaba no era como el de hoy y seguro que todos miraban más los partidos del Manchester, Arsenal y Chelsea. Yo nunca tuve una sola duda de que triunfaría aquí y por eso hice todo lo posible para venir al Madrid. No fue fácil, lo hice porque sabía que era una oportunidad para demostrar mi calidad. Necesitaba dar un paso más y subir un escalón para mejorar y no quedarme estancado. Los primeros seis meses fueron muy duros conmigo [la prensa], pero yo nunca dudé.

P. ¿Tenía la sensación de que aquí no se le iba a consentir un periodo de aprendizaje?
R. Es que aquí la exigencia es increíble. Cuando llegas, todos quieren que estés enseguida a tope y a mí me costó mucho. Por eso creo que he mejorado mucho físicamente y en la velocidad y por eso estoy como estoy hoy. Pero no pasa nada, lo que se decía de mí en los medios no me afectó, tenía la mente puesta en lo que quería hacer y sabía que tarde o temprano todo iba a salir bien y gracias a Dios todo salió muy bien.

P. Dicen que aprende y asimila todo muy rápido. ¿Cómo traslada eso igual de rápido de la cabeza a los pies?
R. Esto también es algo natural. Es algo que me dio Dios y por el que estoy agradecido. Y lo que tengo lo trabajo siempre para mejorar, mejorar y mejorar. Es algo que se tiene o no se tiene.

P. ¿Hay algo que no tenga?
R. Ayyyyyy. Sí, me gustaría marcar más goles aunque no estoy obsesionado con ello porque hay cosas más importantes para mí. Pero sí me gustaría mejorarlo… ¡si no es muy tarde ya porque voy a cumplir 33 años! 

P. ¿Cómo es jugar al lado de Toni Kroos?
R. Es algo especial, desde el primer día que llegó tuvimos conexión. Tenemos tareas distintas, pero nos complementamos bien. Para mí es uno de los mejores del mundo, disfruto cada partido a su lado. Su personalidad es parecida a la mía por eso creo que tenemos este buen feeling.
Admiro de él, su tranquilidad y frialdad en el pase. Es increíble, pase lo que pase nunca se pone nervioso. 

DE COMO ENTIENDE EL JUEGO...

P. Cuando todos invocan el carácter y la garra, como por ejemplo el año pasado antes de la semifinal contra el Atético, usted siempre apela al fútbol y al balón. ¿Por qué?
R. La garra y el carácter también son importantes y nosotros las tenemos, pero luego sin calidad y sin balón… A mí como jugador me gusta tener el balón. Por eso siempre digo que es importante hacer las cosas bien con la pelota. El fútbol es lo que me gusta hacer.

P. ¿Qué le da el balón?
R. Alegría. Cuando tengo el balón estoy contento.

P. ¿A quién admiraba de pequeño?
R. Boban, el primer capitán de Croacia y Francesco Totti. Boban porque llevaba el brazalete cuando Croacia hizo cosas increíbles en una época delicada para el país, cuando se independizó. Me gustaba su forma de ser y su fútbol.

DE SU FAMILIA..SUS SUEÑOS...

P. ¿La persona qué más le ha enseñado en el fútbol?
R. Mi padre. Me llevaba al campo todos los días, me lo enseñó todo, siempre quería pasar tiempo conmigo jugando. Me exigía que hiciera esto y lo otro y me decía lo que podía hacer en cada competición. También Tomislav Basic que se murió hace unos años. Fue el que siempre confió en mí, es uno de los pocos que sabía que yo llegaría a jugar a este nivel. No sólo me lo decía a mí, sino a todos, a todos les decía que yo era el mejor y que hacía maravillas. Me entrenó cuando estaba en Zadar, entre los 10 y los 13 años. Le echo mucho de menos, me gustaría que estuviera viviendo todo esto conmigo.

P. ¿Con qué soñaba de niño?
R. Con lo que me está pasando ahora mismo. Soñaba con llegar lejos. Para mí sólo existía el fútbol. Veo tenis y baloncesto, pero nunca quise hacer otra cosa que no fuera jugar al fútbol. Cuando Croacia fue tercera en el Mundial de Francia [él tenía 13 años] soñaba con llegar allí y hoy soy su capitán. Se ha cumplido también el sueño de jugar en un equipo grande, por eso disfruto cada día. Nunca estoy satisfecho con nada, como le he dicho antes, me pongo delante la exigencia hasta lo que dure.

P. ¿Pero lo vive como un agobio?
R. De ninguna manera, lo estoy disfrutando. Claro que no es fácil hacerlo bien todos los días porque no sale siempre, es imposible. Pero intento ser así y vivir así.

P. ¿Qué hace en Madrid fuera del campo?
R. Me gusta ir a restaurantes, disfrutar del buen tiempo de esta ciudad, rodearme de amigos y de mi familia. Ir a ver partidos de baloncesto. Nada más, nada espectacular, ver películas en casa… muy aburrido parece esto.

DE SU FUTURO...

P. ¿Cómo y dónde se ve dentro de diez años?
R. Uf, no lo sé, todavía no estoy pensando en ello.

P. Muchos futbolistas lo decís, que lo vuestro es el día a día.
R. Y de verdad que es así, pienso en el día a día, en lo que me queda de fútbol y en disfrutarlo. Me gustaría seguir vinculado a este mundo cuando lo deje sí, pero a ver de qué manera, de momento no tengo estas inquietudes. A ver cuánto me queda de fútbol, espero que un par de años más…

P. ¿Ve a un nuevo Modric?
R. Creo que cada jugador es especial en su manera de expresarse, jugar y forma de ser. Es como si me preguntaran si habrá otro Iniesta, va a ser muy difícil. Siempre habrá buenos futbolistas, pero salir igual a uno u otro es difícil.

P. ¿Quién le gusta hoy día?
R. Isco, Iniesta, Kovacic y Kroos.

(Extraordinaria entrevista de El País)